viernes, 26 de mayo de 2017

6 maneras de fomentar un ambiente laboral motivador

Hay una gran diferencia entre motivar a un equipo de trabajo por un tiempo determinado y desarrollar un ambiente que resulte motivador de manera permanente. Para esto las organizaciones se valen de muchas iniciativas e incentivos, sin embargo, muchas de estas no consiguen lograr el tan ansiado ambiente motivador de manera permanente. Existen 6 claves que pueden ayudarte a conseguirlo.


1. Los colaboradores son seres humanos, no sólo recursos

Mientras que la motivación tiene como objetivo conseguir que un colaborador haga algo, desarrollas un ambiente motivador es mucho más profundo. Significa preocuparse por el colaborador en general, no sólo por su desempeño laboral.

La visión de que el empleado es un medio para un fin pertenece al siglo XX, aunque aún se mantiene en muchas empresas. Sin embargo las nuevas generaciones, los llamados millennials, tienen prioridades muy diferentes y buscan empresas donde los valoren como seres humanos. Es por esto que las compañías deben reconocer que los colaboradores buscan un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, buscan una relación de confianza entre líder y colaborador. Cuando las empresas reconocen esto, pueden desarrollar un ambiente motivador donde el empleado tiene un mejor rendimiento y su compromiso con la empresa es por mayor tiempo.

2. Reconocimiento de logros

En lugar de enfocarse en incentivos para motivar al personal, lo mejor es establecer una un conjunto de objetivos claros y definidos. Y cuando estos se logren, reconózcalo y celébrelo. Muchas veces, la satisfacción de un trabajo bien hecho y reconocido es más motivante que un incentivo determinado.
Reconocer los logros de los colaboradores ayuda a desarrollar una cultura organizacional positiva y motiva a los mismos a sobresalir en sus puestos de trabajo.

3. Autonomía para los colaboradores 

La base de un ambiente laboral motivador es aprender a confiar en que los colaboradores emplearan sus horas de trabajo en lograr sus objetivos.

Incluso los colaboradores con menor nivel de autoridad, se sienten más comprometidos con la eficiencia y eficacia de la organización cuando cuentan con la autonomía necesaria para tomar decisiones y ejecutar las medidas de mejora que consideren convenientes.
Al crear un fuerte ambiente de autonomía, los colaboradores se sentirán con un mayor nivel de capacidad  y compromiso con la organización.

4. Vida personal y trabajo

La gran mayoría de colaboradores esperan tener un equilibrio razonable entre el trabajo y su vida personal. Es por esto que la flexibilidad en el horario de trabajo fomenta un ambiente de trabajo positivo. 

Los colaboradores son más productivos y comprometidos cuando tienen la capacidad de poder equilibrar el trabajo con las demandas de sus vidas personales. La flexibilidad en el horario de trabajo también es beneficioso para la salud física y mental.

5. El trabajo como segundo hogar

La mayoría de los empleados pasa la mayor parte de su tiempo en el trabajo y pasan más tiempo con los compañeros que con sus propias familias. Contrario a los que afirman que en un negocio sólo existen equipos de trabajo y no familias, la realidad es que los compañeros de trabajo se convierten en la segunda familia de las personas, si no la primera. Este tipo de relaciones son muy importantes de considerar al momento de desarrollar un ambiente laboral motivador y la contratación de potenciales colaboradores a largo plazo. 

6. Elimine el miedo

Los errores son el mejor camino hacia las grandes ideas y la innovación. Son trampolines para salir de la zona de confort hacia una zona de crecimiento donde se realizan nuevos descubrimientos y se aprenden grandes lecciones. Esto es importante porque para desarrollar un ambiente laboral motivador, se necesita que los colaboradores no estén constantemente temerosos de cometer errores y ser juzgados por ello. En lugar de esto, se necesita un ambiente donde los colaboradores se sientan libres de intentar y fallar sin miedo. 


Finalmente, si lo que se busca es desarrollar un ambiente laboral motivador, no busque incentivos pasajeros y fugaces. En su lugar, construya una cultura organizacional que reconozca a los empleados como seres humanos, no como recursos, celebre sus éxitos, permita su autonomía, fortalezca las relaciones y los lazos en el trabajo y también en los hogares de estos y por último, no juzgue los errores, al contrario, invite a sus colaboradores a intentar cosas nuevas sin miedo a fallar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario