jueves, 17 de agosto de 2017

10 errores que no debes cometer en redes sociales


El periodo de prueba para las redes sociales ya pasó hace años. Hoy en día hasta los más pequeños negocios saben que deben tener presencia en redes sociales, incluso sin contar con un sitio web. Sin embargo, se debe tener muy claro que estar en redes sociales no tiene como finalidad hacer publicidad. Se debe hacer algo más que enviar mensajes a la audiencia.

Las redes sociales sirven además como un canal de servicio al cliente.  Siempre debe estar a la expectativa de cualquier comunicación por parte de su audiencia, sea positiva o negativa. Además, al ser un medio social, su respuesta estará expuesta al público en general, por lo que la presión de hacerlo bien es mayor. Lo bueno es que esto genera oportunidades de convertir una queja o reclamo en algo positivo que refuerce la reputación de su negocio o marca.

Si no estás en redes sociales es momento de hacerlo ahora. Y si ya lo estas, te recomendamos evitar estos errores:

1. Publicar el mismo post en diferentes redes sociales:
Cada plataforma de social media es diferente. Lo que funciona para una, no necesariamente funciona para otra. Lo que funciona en Facebook, quizá no funcione para Linkedin.

2. No seguir otras cuentas:
Las redes sociales no son publicidad, no es una comunicación unidireccional. Es básicamente ser parte de una comunidad digital y para esto debe seguir otras cuentas relacionadas a su negocio o entorno.

3. Usar una cuenta personal como cuenta de tu negocio:
Esto hace ver a tu negocio como poco profesional. Además, te limita acceder a mayores funcionalidades que tienen las cuentas para negocios.

4. No responder las preguntas de tus clientes:
Las redes sociales son una excelente plataforma de servicio al cliente. Además es un excelente medio de mejorar la reputación de tu negocio vía la interacción con tus clientes.

5. Estar en todas las redes sociales:
El resultado de esto es que puedes dispersar esfuerzos y recursos escasos. Lo mejor es identificar 2 o 3 plataformas que generen mejores resultados y enfocar esfuerzo y recursos en ellas.

6. Publicar muy seguido o muy poco:
Se debe encontrar un equilibrio entre publicar lo suficiente para obtener resultados pero no demasiado como para ahuyentar o aburrir a su audiencia. 

7. No usar herramientas de social media:
Existen muchas herramientas que pueden ayudarlo a optimizar sus esfuerzos en redes sociales. Por ejemplo: Hootsuite, Buffer, Klout, Google Analytics, etc.

8. No ofrecer incentivos para su audiencia:
El contenido debería ser la estrella en sus redes sociales para atraer a los clientes, pero no podemos negar que las personas siguen a los negocios en redes sociales para obtener algún beneficio extra ya sea como cupones de descuento, ofertas especiales, sorteos, etc.

9. Esperar resultados inmediatos:
En social media, los resultados tardan en llegar. Se necesita de un trabajo constante para poder construir una audiencia y pensar en obtener resultados. 

10. Intentar vender abiertamente:
Lo mejor es atraer clientes potenciales con contenido relevante y útil. Se puede anunciar o promocionar productos o servicios, pero trate de que esto no supere el 20% de sus publicaciones. El objetivo en redes sociales es ser entretenido y útil, o de lo contrario tu audiencia dejará de seguirte.

lunes, 31 de julio de 2017

Eventos de marketing ¿participar o no participar?

Muchas empresas esperan ansiosas ciertas fechas del año, donde se realizan los principales eventos o ferias comerciales de sus sectores.



Pero la decisión de participar no es sencilla, ya que la inversión necesaria es elevada y son varios los eventos que se realizan a lo largo de la temporada.
Es por esto que nos hemos impuesto la tarea de investigar cuales son los factores críticos que se deben tener en cuenta para que la decisión de participar en un evento determinado tenga mayores posibilidades de éxito.
Para participar efectivamente en un evento de marketing, necesitas conocer muy bien tu producto, tu segmento y el medio por el cual se va a realizar el evento, pero, ¿Cómo saber cuál evento le sirve o no a mi negocio? 

1. Propuesta de valor clara

Debes tener muy claro qué es lo que ofreces y conocer muy bien tu producto, conocer todos sus beneficios y atributos, saber si tu propuesta de valor se ajusta al evento que vas a participar. Recuerda que la propuesta de valor se refiere a lo qué tienes y que no tienen los demás y las personas estén dispuestas a pagar por ello.

2. Conozca su mercado

Debes conocer muy bien tu nicho de mercado o tu segmento, debes saber si tus clientes o prospectos frecuentan el tipo de eventos en el cual piensas participar, ¿realmente visitan eventos?, ¿tienen capacidad de compra?, ¿les interesa ese tipo de eventos?


3. Resultados anteriores

El mercado de los eventos en el mundo cada día tiene más demanda y es por eso que algunos eventos son ya tradición en diferentes ciudades como es el caso de eventos y ferias como la del Libro, Motor Show, artesanías entre otros. Por eso es importante que indague sobre estadísticas y resultados de estos eventos para saber si resulta atractivo participar.

4. Mida resultados

Después de haber participado en cualquier evento de marketing es importante evaluar los resultados frente a la inversión realizada, saber cuántos nuevos clientes o prospectos consiguió, cuantas ventas se realizaron, es necesario hacer un seguimiento a todos los contactos que consiguió y hacer una buena post venta para tener resultados.



Finalmente, algunos empresarios no tienen experiencia en la participación de eventos y es bueno que tengan en cuenta que su stand debe estar correcta y atractivamente presentado, llevar suficiente material POP, muestras de su producto para regalar, tarjetas de presentación, catálogos y volantes, una libreta física o digital para tomar datos de sus prospectos, un personal bien capacitado en servicio al cliente que cautive a los visitantes, abrir bien temprano el stand, cerrar último y tener siempre una actitud positiva para todos los visitantes y público en general.

miércoles, 19 de julio de 2017

¿Qué tan extenso debe ser tu contenido para un óptimo SEO?

El contenido es el rey cuando se trata de SEO. Tu contenido es el combustible para optimizar tu estrategia SEO.



Esto es algo que ya todos sabemos, sin embargo hay algo que no todos saben: tu contenido debe tener cualidades específicas y objetivas para hacerlo efectivo. Millones de empresas y personas están buscando visibilidad en los motores de búsqueda haciendo lo que todos saben: generando buen contenido. Pero, ¿Qué hace que el contenido sea bueno?

Podríamos mencionar el estilo de escritura, el público objetivo, la relevancia, etc. Pero en esta ocasión nos enfocaremos en un factor específico y objetivo: ¿influye la extensión de su contenido en su rendimiento SEO? Y si es así, ¿Cuál es la extensión ideal de su contenido para obtener una alta clasificación en los motores de búsqueda orgánica? 

Contenido mínimo


Es obvio que hay que saber diferenciar los tipos de contenido. Por ejemplo, las paginas centrales de su sitio web no necesitan tanto contenido como los artículos de su blog, ya que no tocan temas específicos y solo sirven como ancla para su marca. Sin embargo, cada pagina de su sitio web debe tener cierta cantidad mínima de contenido para no verse muy “vacía”.

No existe una fórmula o respuesta única para la cantidad mínima de contenido que debe tener una pagina. Algunas fuentes sugieren entre 600 a 700 palabras en su pagina, lo que le permitirá incluir variaciones de su palabra clave objetivo y proporcionar una cantidad decente de información a su audiencia en casi cualquier tema. Existen algunas paginas de alto rango que cuentan con tan solo 300 palabras, por lo que este número es un buen mínimo para empezar.

Por otro lado, existen estudios que han descubierto que el 85% de contenido contiene menos de 1000 palabras y que los contenidos con más de 1000 palabras genera mayor interacción y engagement. También se descubrió que los contenidos mejor posicionados en los motores de búsqueda tenían en promedio 750 palabras. Esto parece demostrar que mientras mayor sea su contenido, mejor será su clasificación en los motores de búsqueda. Pero existen otros factores que debemos tomar en cuenta.

Beneficio de los artículos cortos


Solo porque los artículos más largos estén mejor posicionados, no significa que los artículos cortos sean malos. De hecho algunos artículos cortos tienen algunas ventajas. Para empezar, algunos usuarios prefieren leer contenidos cortos sobre contenido largo (ya sea debido a restricciones de tiempo o límites de atención). Si parte de su mercado objetivo prefiere artículos cortos (menos de 500 palabras), puede ser desventajoso para usted publicar exclusivamente artículos largos.
Los artículos cortos también ofrecen respuestas mucho más concisas a las preguntas de los usuarios; Si tiene la intención de optimizar las frases de palabras clave específicas de cola larga, o si está intentando que su contenido aparezca como una respuesta especifica, puede ser mejor tener una entrada corta y concisa.

Longitud vs. Densidad


Hay señalar en este punto que lo que puede importar más, no es necesariamente la longitud del contenido en sí, sino más bien la cantidad de información disponible dentro de ese contenido.
Simplemente sucede que un contenido más largo naturalmente tiende a incluir más hechos (cuando está bien escrito) e información. Por ejemplo, un artículo de 300 palabras, densamente escrito puede tener información más valiosa en él que una pieza de 1.500 palabras.

Conclusión


Obviamente, la longitud es sólo uno de muchos factores que podrían contribuir al éxito de su contenido. En general, el contenido más largo tiende a desempeñarse mejor que el contenido más corto. Sin embargo, las piezas más cortas de contenido (300-500 palabras) pueden también funcionar bien, siempre y cuando se escriban de manera inteligente.
Por lo tanto, es aconsejable tener una mezcla diversa de diferentes longitudes de contenido a disposición de sus lectores, con un ligero sesgo a un contenido más largo, y siempre un compromiso de publicar el mejor material que pueda.